Vivir en movimiento

La actividad física se ha constituido en una inestimable herramienta no sólo en el área de la recreación, sino también en la salud.

 

Realizar actividad física genera beneficios en la resistencia y la fuerza, pero también en el aumento de la autoestima, el manejo del stress y es fundamental en el tratamiento de la obesidad, la hipertensión arterial y la diabetes.

Los gimnasios constituyen un excelente centro de referencia para quienes buscan alcanzar alguno de estos objetivos. Sin embargo, es sabido que la población que concurre asiduamente a ellos en Argentina es muy reducida (apenas 4.2 por ciento). La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció hace más de diez años al sedentarismo como el principal factor de riesgo para la salud. Estadísticas mundiales, de las cuales Argentina no escapa, señalan que al menos entre 65 y 85 por ciento de la población del planeta es Sedentaria.