Dejá el azúcar y reemplázala por otros derivados

Gimnasio Godoy Cruz

A estas alturas ya poca gente duda de que el azúcar nos puede dar energía pero no salud. Hay que dejar en claro que para vivir nuestro organismo necesita glucosa, un tipo de azúcar que no sólo es combustible importante para nuestro cuerpo sino que además es el alimento prioritario del cerebro.

 

El problema comienza con el origen de esa glucosa. Con una alimentación adecuada no necesitamos consumir azúcares añadidos. Nuestro cuerpo puede tranquilamente conseguir esa glucosa que necesita al descomponer las moléculas de alimentos que contengan hidratos de carbono, proteínas y hasta las grasas, porque cuando los hidratos se reducen al máximo, hasta las grasas pueden dar origen a glucosa en procesos alternativos como la cetosis.

Está totalmente demostrado que el exceso de edulcorantes afecta negativamente a la salud: el exceso de azúcar está relacionado con la obesidad y los problemas cardiovasculares.

Te puede interesar
El poder del hábito

El azúcar es seguramente la peor opción para dar energía a nuestro cuerpo ya que además se absorbe rápidamente en el organismo lo que provoca el efecto de la rápida liberación de glucosa e insulina después que puede dar origen a enfermedades a largo plazo

La alternativa con los alimentos con hidratos complejos que van elevan progresivamente la glucosa en sangre, que nos provocan un efecto saciante perfecto para controlar el peso y, por supuesto, no están asociados a ningún tipo de enfermedad.

Entre las opciones al azúcar tenemos la avena, que además te aporta minerales, vitaminas, antioxidantes y proteínas vegetales, y que es una de las mejores opciones para el desayuno. También hay que citar entre los hidratos complejos un pseudocereal ahora muy de moda: la quinoa, pero también el arroz integral, las legumbres y las frutas y verduras.

 

Fuente: SportlifeArgentina.com