9 pasos para construir una vida más saludable

La ciencia aún no ha dado con la pastilla que nos conserva sanos toda la vida, pero sí nos ha dejado muchas evidencias científicas del estilo de vida que nos mantendrá felices, activos y en forma mucho más tiempo.

Para eso, podemos empezar por seguir estas pautas abaladas por las investigaciones para tener una mejor calidad de vida y disfrutar de cada entrenamiento.

1. EJERCICIO A DIARIO
Innumerables estudios científicos muestran que la degradación de los tejidos y de la salud general que supone el envejecimiento siempre es menor si se practica deporte a lo largo de la vida.

2. MANTENÉ TU PESO ESTABLE
Según la OMS el sobrepeso ya provoca más muertes a nivel mundial que el hambre.

3. ENTRENÁ TAMBIÉN TU FUERZA
Uno de los principales indicios de discapacidad motivada por el envejecimiento es la pérdida de masa muscular. Para estar activos más tiempo y conservar el músculo, debemos, con el paso de los años, empezar o seguir entrenando la fuerza.

4. COMÉ MÁS VERDE
Por dos razones, para conseguir un planeta mucho más sostenible; y por salud, se recomienda tomar entre 2 y 4 porciones de frutas y verduras al día e incluirlas en cada comida principal.

5. TOMÁ MÁS AGUA
El H2O es esencial para la vida. Intentá consumir agua que esta contenga sílice (no más de 2 mg de flúor ni más de 20 mg de sodio). Tené en cuenta que la de la canilla cumple con esos requerimientos, así que no tenés excusa.

6. DALE «PELOTA» A LA RELAJACIÓN
La meditación puede ayudar al cerebro a aprender antes de los errores y además incrementa los niveles de dopamina, un neurotransmisor conocido como la sustancia de la felicidad.

7. CONSERVÁ EL EQUILIBRIO EMOCIONAL
Cuando las emociones nos abruman es imposible no verse superado por las obligaciones y rutinas del día a día y es más fácil buscar excusas para saltarse los buenos hábitos.

8. DORMÍ LO NECESARIO
¿Sabías que dormir bien también te ayuda a construir más masa muscular? Durante el sueño aparece un clima hormonal muy favorable a la construcción del músculo, segregamos testosterona, hormona de crecimiento y melatonina.

9. PENSÁ EN POSITIVO
La ciencia muestra que pensar positivamente reduce enfermedades, ya que ayuda a reforzar el sistema inmunológico, reduce la depresión y la ansiedad y favorece el descanso y el sueño.

 

Fuente: SportLife Argentina